Saltar al contenido

Eclipse lunar penumbral: todo lo que tienes que saber de él

eclipse lunar penumbral

Un eclipse lunar penumbral es uno de esos fenómenos que, definitivamente, todo el mundo tiene que ver al menos una vez en la vida. 

Un eclipse lunar es aquel que ocurre cuando la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando una sombra sobre su satélite natural y haciéndola oscurecer. 

Además, se sabe que existen diferentes tipos de eclipses lunares dependiendo del nivel de alineación que exista entre estos cuerpos celestiales. Por otro lado, también es importante entender que un eclipse lunar, para que se dé, debe coincidir con ciertas fases, por lo que, pese a su frecuencia, resulta en realidad un fenómeno bastante extraño y único.

Pero, antes de conocer cómo ocurre un eclipse lunar penumbral, hay que entender las etapas de la luna, las diferentes clases de eclipse que pueden ocurrir e incluso los demás elementos que deben participar para que se dé. ¡Comencemos!

Requisitos para un eclipse lunar penumbral

La luna solo participa en los eclipses durante dos de sus fases, cuando está en luna llena y en luna nueva. No obstante, para que se pueda observar un eclipse lunar es necesario que el satélite esté en luna llena

Tipos de eclipses lunares

Hay tres tipos de eclipses lunares. Primero están los parciales, luego los totales y después los penumbrales. 

Eclipse parcial de luna

Los eclipses parciales de luna ocurren cuando la Tierra solo es capaz de ocultar una parte de la Luna alineada al Sol. Este también es conocido como eclipse umbral.

Eclipse total de luna

Los eclipses totales de luna pasan cuando la Tierra oculta totalmente a la Luna

Eclipse lunar penumbral

Un eclipse lunar penumbral sucede porque la Luna entra en el cono de penumbra, es decir, en la sombra de la Tierra con respecto al Sol. 

Por otro lado, se sabe que en la duración y el tipo de eclipse también tiene que ver la localización del satélite con respecto a los nodos de su órbita.

eclipse parcial de luna

Apulso o eclipse lunar penumbral: tipos

El eclipse lunar penumbral también es llamado Apulso y a veces resulta extremadamente difícil apreciarlo a plena vista. 

Por ejemplo, si solo una mínima parte de la luna es oscurecida por la sombra de la tierra, entonces queda denominado como eclipse penumbral parcial. Pero si la sombra alcanza una extensión mayor es entonces llamado eclipse lunar penumbral total. 

Tan complejos son de apreciar que se sabe que solo ocurren tres eclipses lunares penumbrales cada siglo. 

Diferencias con los eclipses solares

Mientras que los eclipses solares solo son posibles de ver en ciertas áreas de la Tierra, los eclipses lunares, sean de tipo eclipse lunar penumbral, eclipse lunar parcial o eclipse lunar total, son apreciables en todo el planeta. 

La otra diferencia notable entre unos y otros es que los eclipses solares solo duran unos pocos instantes, mientras que los eclipses de Luna se ven durante varias horas

El momento de los eclipses lunares

Si eres un aficionado de los eventos astronómicos es importante que tengas un calendario  para poder apreciar los eclipses en sus diferentes momentos.

Cada tipo tiene un tiempo distinto. Por ejemplo, los eclipses lunares totales suelen ocurrir de media cada dos años. Por su parte, los eclipses parciales pueden distinguirse cuando vemos que la Luna llena se va oscureciendo poco a poco y va tomando la forma de una mordedura.

Ahora bien, los eclipses lunares penumbrales se distinguen del resto por otros elementos. El primero es que son los menos apreciables. Esto quiere decir que cuando ocurren, lo hacen de forma muy sutil a simple vista, por lo que se recomienda utilizar binoculares o un telescopio.

La forma más común que toman los eclipses penumbrales es que la luna pierde su blanco lechoso tan característico. El fenómeno dura al menos cuatro horas, y su punto más cumbre ocurre cuando el satélite está oculto en un 90%. 

De los tres tipos de eclipses de luna que hay, los penumbrales son los más raros porque ocurren tres cada siglo, pero también los más frecuentes en sus diferentes formas. 

tipos de eclipse lunar

¿Pueden darse cada mes?

No. Esto se debe a la órbita de la misma luna, que tiene una desviación de 5 grados con respecto a la Tierra y al Sol. 

Contactos de los eclipses lunares

Un eclipse lunar cuenta con diferentes etapas, que son denominadas contactos. 

Cada una se diferencia de la otra en función de cómo se da y al tipo de fenómeno concreto. Los contactos que se dan durante los eclipses lunares penumbrales son:

  • Primer contacto (P1). Es el inicio del eclipse, cuando la luna toca el límite exterior de la sombra terrestre. 
  • Máximo del eclipse. Es la etapa mayor del eclipse, pues la luna está en el punto más cercano al centro de la sombra terrestre. 
  • Sexto contacto (P2 – P4). Es el fin del eclipse penumbral, en el que ya la luna no está bajo la sombra de la Tierra. 

Sobre la duración de un contacto u otro, la mayor diferencia es la que va desde el primer al sexto contacto, que es de casi 6 horas. 

Los colores de los eclipses lunares

El eclipse lunar penumbral no es el único que sufre cierta distinción en el color que toma la luna a causa de la sombra de la Tierra. De hecho, existen parámetros con los cuales clasificar los colores de los tipos de eclipses lunares que ocurren. Estos están reunidos en una misma escala llamada Escala de Danjon.

En total, la escala de Danjon reúne 5 valores que van del 0 al 4. Cada uno se distingue del otro de la siguiente manera: 

  • Cuando la luz es igual a 0, la luna se torna muy oscura y casi invisible, pues es el momento máximo del eclipse.
  • Cuando la luz es igual a 1, se producen cambios a grises oscuros y algo pardos, por los que es difícil de apreciar.
  • Cuando la luz es igual a 2, es posible notar rojos en el área más oscura del centro y también en las regiones extremas, pero más brillantes. 
  • Cuando la luz es igual a 3, se pueden ver ciertas luces amarillentas en el margen y la luna se ve de color rojo ladrillo.
  • Cuando la luz es igual a 4, en el margen se notan colores azulados y en el centro se ven colores anaranjados a cobrizos brillantes.