Saltar al contenido

El eclipse lunar y sus características

Eclipse lunar

El eclipse lunar es un evento de carácter astronómico que se puede presentar varias veces en el año y se origina cuando la Tierra se interpone entre la Luna y el Sol, quedando alineados los tres cuerpos celestes. Al producirse esta alineación, la Tierra proyecta su sombra sobre el cuerpo lunar.   

Antes de entrar en materia, recordemos que el satélite natural de nuestro planeta es un cuerpo frío y de superficie rocosa con un diámetro aproximado de  3.476 km.

Se caracteriza por no tener luz propia y el brillo que la hace visible ante nuestros ojos, proviene de la luz solar que se refleja en su superficie. 

Fases de la Luna

La Luna suele girar alrededor de la Tierra una vez cada 27’32 días. A medida que se va desplazando a su alrededor va cambiando de posición con respecto al Sol, gracias a este movimiento el cuerpo lunar circula a través de una serie de fases. Estas fases son conocidas como: Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante.

  • Luna Nueva: durante esta fase es imposible ver  la Luna desde la Tierra debido a que se encuentra entre la Tierra y el Sol y la cara que recibe el reflejo de la luz está del lado del astro rey.  
  • Cuarto Creciente: esta se produce cuando la Tierra forma un ángulo de 90º entre la Luna y el Sol, quedando iluminada la mitad de la esfera lunar. En esta fase nuestro satélite es visible al atardecer y conforme avanza en su órbita aumenta la porción iluminada.
  • Luna Llena: es cuando la Tierra se encuentra alineada entre la Luna y el Sol,  y es totalmente visible para nuestros ojos, se puede observar desde la puesta del Sol hasta el amanecer y a la medianoche alcanza su máxima altura en el cielo.
  • Cuarto Menguante: esta es la fase contraria al Cuarto Creciente. La Luna aparece iluminada al amanecer desde la mitad de su cuerpo y conforme avanza en su trayectoria va despareciendo su brillo. 

Una vez explicado esto podemos señalar que el eclipse de luna solo se puede producir durante la fase de Luna Llena y cuando los tres astros celestes alcancen la posición de “Sicigia”, es decir, una alineación perfecta.

De esta forma, la sombra proyectada por nuestro planeta adoptará forma de cono oscureciendo por completo a la masa lunar.

Fases Eclipse Lunar

Tipos de sombras en un eclipse lunar

A su vez, la oscuridad proyectada por la Tierra formará dos tipos de sombra. Una de ellas es conocida como  Umbra, y se produce cuando el eclipse llega a ser total.  La otra forma de sombra es llamada penumbra, y se produce cuando el eclipse es parcial. Se caracteriza por ser menos nítida y menos oscura.

La penumbra se pueda apreciar durante un eclipse lunar, cuando observamos que la sombra se va desplazando lentamente sobre la superficie del satélite natural de la Tierra. 

La duración de un eclipse lunar dependerá de la posición de la Luna respecto a sus nodos orbitales, esto se refiere a los puntos por los que transitará la esfera lunar al atravesar la órbita del Sol.

Los expertos explican que en un año se pueden producir entre dos y siete eclipses lunares. Esto se debe a que la trayectoria de Luna tiene forma de elipse gracias a que está inclinada unos cinco grados.

Esta es la razón de que la sombra terrestre solo pueda alcanzar en ocasiones a la Luna y no 12 veces al año.

Explicación Eclipse Lunar

Tipos de eclipse lunar

En total, pueden llegar a producirse tres tipos diferentes de eclipse lunar dependiendo de lo oculta que quede a la vista.

  • Eclipse total de Luna: Este se alcanza cuando la Luna pasa a través de la sombra umbral de la Tierra y es oscurecida en su totalidad. De los tres tipos de eclipses este es el más llamativo y popular por los seguidores de la astronomía,  entre otras cosas por el color rojo que adopta el disco lunar.

Durante este fenómeno se puede observar como el cuerpo lunar se va desvaneciendo lentamente hasta desaparecer, y después de permanecer pocos instantes en la oscuridad vuelve a ser visible.  

  • El eclipse lunar parcial: se produce cuando solo una parte de la Luna entra en el umbral que proyecta la Tierra y, por lo tanto, la masa lunar no queda oscurecida totalmente.
  • Eclipse lunar penumbral: este fenómeno astronómico se origina cuando el astro lunar orbita sobre la sombra penumbral que proyecta la Tierra y se caracteriza  por oscurecer tan solo un poco a la Luna. Debido a esto, para distinguirlo es necesario el uso de telescopios.  

Durante los eclipses totales, la Luna se torna de color rojo lo que provoca que también sea  conocida como la Luna de Sangre.

Luna roja

Al no recibir luz del Sol, la Luna solamente recibe una tenue iluminación que es refractada en la atmósfera terrestre, lo que le da esta tonalidad. Recordemos que el efecto óptico de la luz en la atmósfera puede crear los colores rojizos.

El eclipse lunar total se caracteriza por recorrer todos los tipos de eclipses. Se  inicia en la fase penumbral, seguida de la etapa parcial, hasta alcanzar el clímax, es decir, la oscuridad total, para luego hacer el mismo recorrido a la inversa.

El eclipse lunar y la mitología 

El misticismo que generan los eclipses lunares ha generado en todas las épocas de la humanidad mitos y leyendas. Por ejemplo, los antiguos romanos creían que la luna roja desataba a los demonios y por ello hacían fuertes ruidos durante los eclipses para ahuyentarlos.

Quizás te interese: Eclipse solar, características y origen

En la era mesopotámica llegaban al extremo de nombrar un rey sustituto que resistiera los ataques de los siete demonios, mientras el rey legítimo se disfrazaba de plebeyo. Al trascurrir el eclipse lunar, el rey retomaba su trono.

En la actualidad, existe la creencia que señala que es peligroso mirar los eclipses durante el embarazo. Sin embargo, hasta el momento esto no ha sido comprobado por la ciencia.