Saltar al contenido

Eclipse de sol y luna para niños: la mejor manera de explicarlos

eclipses para niños

Explicar un eclipse para niños no tiene mucho mérito, ni tampoco necesitas estudiar una maestría en pedagogía. Lo bueno es que los niños tienen una gran imaginación y con que pongas a trabajar tu creatividad tendrás más que suficiente para que entiendan de qué va este magnífico evento astronómico.

Un eclipse para niños puede ser equivalente a un baile. También puedes hacer que activamente sean los protagonistas de su propio eclipse, consiguiendo que, a través de un juego, cada cual interprete al Sol, la Luna y la Tierra mientras van intercambiando de lugar, tal y como sucede con un eclipse solar o lunar. 

¿Sabías que no son los mismos fenómenos? Para dar a conocer algo, antes hay que entender el tema en profundidad. Pero no te preocupes, porque aquí te vamos a dar todos los detalles con los que puedas explicar cómo es un eclipse para niños (y también para adultos). 

¿Qué es un eclipse?

Antes de ir a por los tipos de eclipses, primero tienes que entender a la perfección en qué consiste un eclipse. Un eclipse es un evento astronómico en el que la luz que viene de un cuerpo celeste es cubierta u obstaculizada por otro, el cual es denominado cuerpo eclipsante. 

Los eclipses más populares son los que protagonizan el planeta Tierra, el Sol y la Luna. Sin embargo, este es un fenómeno que abarca cualquier cuerpo existente en el Universo, siempre que vincule la sombra de un planeta que quede proyectada hacia otro. 

Ahora bien, un eclipse, definición para niños, es el momento en el que el planeta Tierra está alineado junto al Sol y a la Luna. ¿Notas la diferencia? A los pequeños hay que explicarles lo esencial de forma simple y así, además de comprender con facilidad, no se sentirán frustrados o pondrán su atención en algo más interesante. 

Pero esto no es todo. Vamos con la explicación del eclipse de sol y luna para niños.

¿Qué es un eclipse lunar?

Un eclipse lunar es aquel que ocurre cuando el planeta Tierra proyecta la sombra que el Sol le genera y termina oscureciendo a la Luna. También se puede decir que un eclipse lunar ocurre cuando la Luna entra en la sombra del planeta Tierra. Cualquiera de las dos te puede funcionar cuando quieras dar a entender un eclipse lunar para niños. 

A los niños les impacta mucho la luna de sangre.

explicar eclipse a un niño

¿Qué es un eclipse solar?

Vamos con el eclipse solar. Este ocurre cuando la Luna obstaculiza la luz que el Sol proyecta sobre la Tierra y se interpone entre ambos. Es un evento muy raro en comparación a los eclipses lunares, pues es necesario que la Luna esté en su fase nueva para impedir la iluminación de nuestra gran estrella. 

Ahora ¿qué dirías para explicar cómo es un eclipse solar para niños? Es una explicación mucho más fácil. ¡Tú lo puedes lograr! Ten en cuenta que aquí influye la eclíptica.

¿Cómo dar una clase sobre eclipses para niños?

Para explicar un eclipse para niños solo hace falta dar con las ideas creativas que harán que tu clase no sea aburrida. Piensa fuera de la caja. Piensa diferente. Conviértete en otro pequeño que no tiene miedo ni vergüenza para exponer qué es un eclipse para niños.

No queremos que sufras tanto, por lo que hemos reunido algunas actividades sobre eclipses para niños para que puedas tener un buen comienzo como su maestro o profesora.

Prepárate para las preguntas curiosas de eclipses

Un eclipse para niños es fácil de explicar, tal como ya sabes. Pero hay que mantener la atención durante toda la clase y una de las maneras en las que puedes hacerlo es respondiendo correctamente y de forma simple esas preguntas curiosas que jamás faltarán.

Por ejemplo, tienes que tener las respuestas exactas para:

  • ¿Qué es un eclipse solar?
  • ¿Cómo se produce un eclipse solar?
  • ¿Qué tipos de eclipse solar existen?
  • ¿Cada cuánto hay un eclipse solar?
  • ¿Qué diferencia hay entre eclipses solares y lunares?

Las primeras dos puedes entender cómo dar con esa respuesta que los deje felices y contentos. Veamos cómo formular una respuesta para las demás.

Cuando te pregunten qué tipos de eclipse solar existen debes centrarte en los respectivos nombres y luego en las diferencias sutiles que entre ellos tienen. 

dibujos eclipses para niños

Tipos de eclipses solares

Hay tres tipos de eclipses solares. Está el eclipse parcial, el eclipse total y el semi – parcial. El eclipse parcial se da cuando solo una parte de la Luna oculta al Sol. El semi – parcial ocurre cuando la Luna casi tapa por completo al Sol. Por último, el total ocurre cuando la Luna oculta por completo al Sol. 

¿Cada cuánto hay un eclipse solar?

¡Descuida! No todas son tan abiertas a responder. Por ejemplo, la más fácil de todas es responder cada cuánto hay un eclipse solar. Esto se debe a que, por la posición entre el Sol, la Luna nueva y la Tierra, los eclipses solares ocurren dos veces por año

Diferencias entre un eclipse solar y uno lunar

Ahora vamos con la última, diferencias entre un eclipse solar y un eclipse lunar. Es simple si entiendes que en los eclipses solares la encargada de cubrir al Sol es la Luna mientras que en los eclipses lunares la encargada de cubrir a la Luna es la Tierra. ¡Es casi un juego!

Dibujos de eclipse solar para niños

Cuando termines con la clase es el momento ideal de poner a prueba tus destrezas y también de descifrar de qué trata un eclipse para niños. Es ahí cuando su imaginación tiene el poder de demostrar lo que hay en sus cabezas y nada más fácil que descubrirlo a través del dibujo.

Los niños aman los plastidecores y adoran dejar sobre papel en blanco todo lo que se les viene a la mente. ¿Por qué no aliarte con dibujos de eclipse solar para niños o de eclipses lunares para reforzar lo que han aprendido? 

Cuento de eclipse para niños

Otra cosa que los chiquillos adoran son los cuentos y ya que sabes cómo explicar un eclipse para niños, ¿por qué no poner a volar tu imaginación con una historia? Si hablas de lobos, ¡puedes introducirles la luna llena!

Te divertirás tanto como ellos. Puedes hacer una bonita historia, inventar que el Sol y la Tierra esperaban con anhelo el día en el que se reunirían con la Luna porque hacía mucho tiempo que no podían estar los tres juntos. Convierte ese momento en una oportunidad para darles a conocer el valor de la unión y la amistad. Lograrás mucho más aparte de que entiendan de astronomía.