Saltar al contenido

Eclipse solar, características y origen

Eclipse Solar

Un eclipse solar permite ver el anochecer en pleno día, originando uno de los eventos más raros y espectaculares que se pueden registrar en nuestro mundo.

Un eclipse solar es un evento astronómico que se presenta cuando la Luna se posiciona entre el Sol y la Tierra. Al estar en esta posición, el disco lunar bloquea total o parcialmente los rayos solares proyectando una sombra en algunos puntos del globo terráqueo.

La duración de un eclipse solar se caracteriza por ser muy breve, según los especialistas nunca durarán más de 7 minutos. Esto se debe a la velocidad de la Tierra y de la Luna que están en constante movimiento.

Estos fenómenos son poco comunes y cada  año, se pueden registrar entre dos y cinco eclipses de Sol.

Un aspecto resaltante de este fenómeno es que nuestro planeta gira alrededor de su eje continuamente, mientras recorre su trayectoria alrededor del astro rey y la Luna hace el mismo movimiento al cumplir su órbita a la Tierra. Es por esta razón  que los eclipses solares parecen moverse de un lugar a otro.

Características del eclipse solar

Entre sus características encontramos que un eclipse solar sucede, aproximadamente, cada 18 meses y dura solo unos minutos o incluso segundos. Para que se produzca un eclipse solar es necesario que se cumplan ciertas condiciones.  

La primera condición y la más conocida para que se produzca un eclipse de Sol es que nuestro satélite natural se encuentre en fase de Luna Nueva, es decir, cuando los tres cuerpos celestes, entiéndase el Sol, la Luna y la Tierra, estén alineados perfectamente.

Quizás te interese: El eclipse lunar y sus características

Pero esto no es suficiente, el otro requisito para que se dé un eclipse a plena luz del día es que el Sol se localice cerca de alguno de los nodos de la órbita lunar.

Un nodo es el punto en el que la Luna cruza la eclíptica, que es la línea curva que describe la trayectoria del Sol alrededor de la Tierra en un movimiento aparente, que es visto desde la tierra como punto de referencia.

Existen dos tipos de nodo, el ascendente, que se produce cuando la eclíptica cruza de Sur a Norte, y descendente cuando la cruza de Norte a Sur. Según los astrónomos cada año se producen al menos dos eclipses de Sol cerca de los nodos de la órbita lunar.

Tipos de eclipse solar

Dependiendo de cómo se produzca, pueden existir hasta cuatro tipos diferentes de eclipse solar.

  • Eclipse total de Sol: es el más impresionante de todos y se produce cuando la Luna cubre completamente al Sol. Para que este evento pueda ocurrir, el astro lunar debe estar cerca del perigeo, que es el punto de la órbita de la Luna más cercana a la Tierra.
Eclipse solar tipos

Este fenómeno es visible desde una pequeña área del globo terráqueo, debido a que el efecto visual de la proyección de la sombra tiene forma de cono y solo puede oscurecer totalmente el punto exacto en donde la umbra hace contacto con nuestro planeta. 

Durante un eclipse total de Sol se puede apreciar a la Luna transitando frente al Sol hasta que se posiciona frente al astro rey provocando el bloqueo total de luz. Después de esto, es posible continuar viendo su recorrido hasta que sale completamente del ángulo de visión.

  • Eclipse solar anular: se registra cuando la Luna no es lo suficientemente grande para cubrir toda el área circular del Sol, y gracias a esto se forma un anillo en los bordes exteriores del astro rey. Esta figura es conocida como el anillo de fuego en el cielo.

Un eclipse anular de Sol se produce cuando la Luna está cerca de una alineación casi perfecta entre la Tierra y el Sol.

  • Eclipse solar parcial: ocurre cuando la Luna solo cubre parte del disco solar. Esto quiere decir que la Luna, el Sol y la Tierra no llegan a  alinearse a la  perfección, y el cuerpo lunar proyecta solo la parte exterior de su sombra, que en este caso es conocida como la penumbra.

En algunas ocasiones, el satélite natural de la Tierra alcanza a cubrir solo una pequeña parte del disco del Sol, por lo que podemos apreciar una especie de arco invertido. Mientras que en otras oportunidades, un eclipse parcial se ve casi como un eclipse total.

  • Eclipse solar híbrido: este tipo de eclipse es muy poco conocido ya que es muy extraño poder presenciarlo. De hecho, solo es posible verlo en determinados lugares de la tierra. Estos ocurren cuando el mismo eclipse cambia de anular a uno total, y viceversa.

Es importante que a la hora de observar un eclipse solar se tomen las medidas y precauciones de seguridad necesarias para proteger nuestros ojos de la radiación del Sol, que puede dañar irreversiblemente nuestra visión.

Es por ello que no se debe mirar directamente al Sol para apreciar el eclipse, así como tampoco se deben emplear métodos caseros que no aseguran la protección. Para no perderse este acontecimiento único, se deben utilizar unas gafas especiales para eclipse o filtros solares adecuados.

El eclipse solar y la mitología

Eclipse Solar tierra

En la antigüedad, los eclipses solares, al igual que todos los fenómenos naturales, eran asociados con eventos sobrenaturales llevados a cabo por dioses, demonios y demás seres con propiedades mágicas.

Para los habitantes de la antigua Grecia, los eclipses de sol significaban la ira de los dioses que manifestaban su descontento con el hombre.

También creían  que eran el presagio de algún evento relacionado con el desastre y la calamidad. La palabra eclipse proviene del término griego ekleipsis que significa separación o abandono.

Por su parte, uno de los mitos modernos sobre los eclipses señala que estos afectan de forma negativa a las mujeres embarazadas y sus futuros hijos. Sin embargo, está comprobado científicamente que esto es falso.

Eclipse Solar en 2020

El próximo eclipse solar se espera para el 14 de diciembre del año 2020 y se producirá en Perú, Bolivia, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay y los océanos adyacentes.